En las anteriores notas verdes se ha dado énfasis a la importancia de la integración de proyectos de energías renovables al sistema eléctrico nacional y por ende a la región de Centroamérica y México, cuyo fin es la sustitución de la matriz energética y reemplazar las fuentes de energía de combustibles fósiles que todavía en el país abarca el 65%, respecto a fuentes de energías renovables.

 

Bajo el esquema anterior solo se está considerando a la población tanto urbana como rural que está conectada a la red eléctrica nacional, dejando por un lado el área rural que todavía no está interconectada a la red eléctrica nacional, que corresponde a los departamentos de Huehuetenango, El Quiché, Alta Verapaz e Izabal en su parte norte, luego está el departamento del Petén que incluye el área del sur de Petén.

 

La región anterior abarca un área aproximada del 40% del territorio nacional, y donde la población que habita en dicha región utiliza leña como fuente energética. El monto de inversiones que se requieren para lograr electrificar esta porción del territorio nacional es elevado, mientras que el rendimiento de la inversión es muy bajo, lo cual no es atractivo para los inversionistas.

 

Por otro lado, la población sigue consumiendo leña con el agravante de que ya no reforestan nuevas áreas para reponer el recurso forestal y que este sea sostenible; por lo que en estos lugares alejados de las áreas de distribución energética es necesario suplir la energía, mediante pequeños proyectos de fuentes renovables, ya sea hidráulica, eólica o bien solar.

 

En otros países de Latinoamérica, que se enfrentan a la misma problemática que Guatemala, ya están utilizando estas fuentes alternativas, con el objetivo de mejorar el nivel y la calidad de vida de la población que habita en estas regiones.

 

En conclusión, debemos de pensar que toda la población de Guatemala requiere del consumo de energía, incluyendo la que vive en el área rural,  y para esta población no es necesario llevar la energía a los hogares por medio de la red de distribución nacional; por supuesto con el tiempo se pueden ir interconectando a la red los sistemas que estén alejados.

 

Elaborado por.

 

Ing. M. Sc. MBA. Carlos A. Spiegeler Castañeda

Socio Director

Multifumigaciones