En las notas verdes anteriores, hemos visto cómo la implementación de tecnologías que aprovechan a las energías renovables nos puede ayudar a convertirnos en auto productores, y así reducir el consumo de energía eléctrica proveniente de fuentes fósiles, que a la larga tiene un alto impacto en el cambio climático.

 

En Guatemala existe un alto potencial de generar energía a través de todas las clases de energías renovables, en especial a través de proyectos de pequeña escala. Nuestra legislación define a los recursos energéticos renovables como aquellos recursos que tienen como característica común que no se terminan o que se renuevan por naturaleza.

 

En nuestro país, el mayor potencial de energía renovable es la hidráulica, pues hay más de 35 ríos.  Debido a su ubicación, y un permanente acceso al sol, se puede recurso que puede aprovecharse a través de paneles solares, y los biocombustibles pueden cosecharse en sus suelos fértiles.  Además, contamos con 32 volcanes en el país que pueden proporcionar energía geotérmica, y existe la posibilidad de usar el viento en ubicaciones específicas para la generación eólica. Asimismo, la Ley de Incentivos para el Desarrollo de Proyectos de Energía Renovable (Decreto 52-2003) permite incluir como recursos naturales a la biomasa, la energía de las mareas y otras que así sean calificadas por el Ministerio de Energía y Minas.

 

Con respecto a la generación de la energía, nuestra Constitución Política de la República declara de urgencia nacional la electrificación del país, y otorga la oportunidad a las personas privadas, individuales y jurídicas, de participar en ese proceso.  La legislación garantiza un trato igual a los inversionistas nacionales y extranjeros, a través de políticas de libre mercado.  Al efecto, son cuatro los principios que aplican a las actividades relacionadas con el sector eléctrico: (a) Acceso Libre, (b) Autorregulación, (c) Libertad de Participación, y (d) Continuidad en el Servicio. 

 

De esa cuenta, a través de la Norma Técnica para la Conexión, Operación, Control y Comercialización de la Generación Distribuida Renovable –NTGDR- y Usuarios Auto productores con Excedentes De Energía (Resolución CNEE No. 171-2008), se establece un procedimiento en el cual ya sea un generador o un auto productor de energías renovables puede no solo generar su propia energía, sino también conectarse con un Distribuidor y comercializar la ya generada o el sobrante de la misma después de su propio consumo, sin necesidad de pagar un peaje y convertirse así en un Generador Distribuido Renovable.

 

Licda. Ana Gabriela Platero Midence

Arias & Muñoz (http://www.ariaslaw.com)